})(window,document,'script','dataLayer','GTM-ML247T3');

El uso de las férulas dentales, en los últimos años, se ha extendido como uno de los tratamientos odontológicos más habituales.

Podemos encontrar diferentes tipos de férulas dentales: de descarga para el bruxismo, de blanqueamiento, de ortodoncia o periodontales de estabilización, entre otras. Pero todas ellas tienen algo en común: la importancia de mantenerlas limpias y en perfecto estado, para garantizar nuestra salud y que realicen correctamente su función.

Debemos tener en cuenta que, al tratarse de objetos extraños que colocamos en el interior de nuestra boca durante varias horas al día, si no mantenemos una higiene adecuada puede llegar a producirse la acumulación de bacterias que pueden provocar graves daños, tanto en nuestra salud dental como en nuestra salud general.

 

¿Cómo limpiar una férula dental en casa?

Las férulas dentales son aparatos de uso diario, en cuyo interior se pueden acumular restos de alimentos, saliva y otras sustancias, que si no se eliminan pueden provocar la proliferación de microorganismos.

Para evitar infecciones y otros problemas de salud y para prolongar la vida de nuestra férula dental debemos conocer cómo mantenerla limpia.

 

Limpieza diaria de la férula dental

Para mantener la férula limpia y en buen estado, cada día, inmediatamente después de retirarla de la boca, debemos enjuagarla para eliminar los restos de saliva y evitar que comience a oler mal y que las bacterias proliferen.

Después, será necesario cepillarla para eliminar por completo cualquier resto de suciedad. Es recomendable usar un cepillo especial para férulas, que son más pequeños y más suaves para no provocar desgaste. No se recomienda utilizar pasta dental, pues puede provocar abrasión y arañazos en la superficie de la férula.

Una vez cepillada, hay que secar la férula y dejarla sobre una superficie seca durante unos 15 minutos hasta que se evapore por completo toda la humedad. Después, se debe guardar en su estuche.

 

Limpieza del estuche

También es importante mantener siempre limpio el estuche donde se guarda la férula. Siempre que esté sucio, o al menos un par de veces a la semana, se debe limpiar con agua y jabón a mano o en el lavavajillas.

 

Limpieza semanal de la férula dental

Además de la limpieza diaria, si queremos que nuestro aparato se mantenga en unas condiciones óptimas, debemos realizar una limpieza semanal más profunda con el objetivo de desinfectar la férula.

¿Cómo realizar esta desinfección?

  • Bicarbonato para limpiar férula: sumerge la férula dental en una mezcla de agua fría con 2 cucharadas de bicarbonato. Déjala en remojo durante 20 minutos, enjuaga con agua abundante, seca y guárdala.
  • Pastillas para limpiar férulas: tu odontólogo también podrá recomendarte el uso de pastillas para limpiar y desinfectar tu férula.
  • Jabón neutro para férulas: puedes realizar una limpieza más profunda de tu férula usando una mezcla de jabón neutro o lavavajillas con agua.

 

Limpieza profesional de férulas dentales

¿Aún no tienes muy claro cómo mantener tu férula? ¿Férula en mal estado o amarillenta?

Si quieres limpiar una férula dental amarilla, necesitas una limpieza profunda o una revisión del estado de tu férula dental o de descarga, no dudes en acudir a tu odontólogo para que aplique el tratamiento necesario y te proporcione las instrucciones precisas y las recomendaciones para que tu férula se mantenga siempre limpia y en las mejores condiciones para poder realizar correctamente su función.

Abrir Whatsapp
1
¿Te podemos ayudar?
Hola! El equipo de Clínica Dental Chabani🦷 estamos encantados de ayudarte.
Escríbenos y responderemos tan pronto como veamos el mensaje. Gracias!